Asenjo apadrina el Centro para Discapacitados de Villarramiel

  • El portero del Atlético de Madrid agradeció la implicación de cuantas personas han colaborado para que sea una realidad · La asociación tiene en la zona 44 socios

sergio-asenjo

El futbolista palentino y guardameta del Atlético de Madrid Sergio Asenjo apadrinó ayer la inauguración del Centro Polivalente para Discapacitados Rurales de Villarramiel, que atenderá a una docena de personas de una comarca que engloba a 22 municipios. La instalación ocupacional, gestionada por dos monitores de la Fundación San Cebrián ha sido impulsada por la Asociación de Personas con Discapacidad del Mundo Rural (Adismur).

Asenjo, que descubrió la placa conmemorativa del acto, valoró el trabajo de todas las personas que han colaborado en la puesta en marcha de la nueva dotación social, popularmente conocida en Villarramiel como la casita. «Mucha gente ha permitido que este proyecto sea una realidad y fuera visible pero de una forma callada, y toda la felicitación que se les brinde por su apoyo es pequeña», explicó.

Muy sensibilizado con las iniciativas que mejoren el mundo de la discapacidad o ayuden a financiar sus proyectos, el actual jugador del Atlético de Madrid, y con anterioridad del Málaga o el Real Valladolid, se ofreció a seguir colaborando. «Me tenéis aquí para todo lo que estén mi mamo. Las obligaciones profesionales me permiten tener poco tiempo, pero cuando vengo a ver a la familia y los amigos podéis contar conmigo para lo que queráis. Confío en que este centro ayude a todas las personas que lo necesiten y que hagamos entre todos que su vida sea más fácil», sostuvo el futbolista.

TODO ES POCO

El edificio para atención de discapacitados -antes de ser remodelado con una inversión de 25.000 euros procedentes de subvenciones- se dedicaba a la vivienda del conserje de las escuelas del pueblo. Su principal impulsor y presidente de Adismur, Marcelo Paramio Antolín, tuvo palabras de agradecimiento para el Ayuntamiento, Junta, Diputación, las obras sociales de Caja Laboral y La Caixa, el CD Villarramiel, y los socios y voluntarios por su apoyo para conseguir el proyecto social.

Feunte: Diario Palentino

«Cuando ves a tu alrededor las carencias que hay siempre en el mundo de la discapacidad rural todo lo que se haga es poco. Este edificio es un ejemplo de trabajo y lucha conjunta», dijo Paramio. El máximo responsable de Adismur se congratuló de la labor realizada para conseguir el centro de día y animó a que en la comarca crezca el número de socios –actualmente 44- que colaboran con el colectivo de ayuda a los discapacitados de la comarca.

 

La instalación cuenta con una estancia para talleres ocupacionales; una sala de estimulación psicomotricidad y rehabilitación; dependencias con equipos informáticos; despacho; y un espacio de entrenamiento de discapacitados para el desempeño de habilidades que permitan realizar tareas de diarias de cocina, lavado o planchado. «Estamos intentando que a las doce personas que van utilizar el centro se sumen más».